En casa de herrero…

cuchillo de palo!

En los últimos años debo haber pintado más de 50 sillas para vender sin embargo,

tuve éstas sillas en mi casa esperando por más de un año un poco de consideración y más que nada un nuevo look!
Las compré en un Mercado de Pulgas por casi nada por que estaban en un estado asqueroso…
el respaldo con un tajo,

las patas flojas,
el asiento suelto,

la tela…para qué vamos a hablar!!!

Ahora que las miro bien, me tendrían que haber pagado a mí para llevármelas!!!

Volviendo al proyecto…
Ajustada de patas, pintura blanca, algodón nuevo para el asiento…

y para cubrir el tajo del respaldo una funda bien simple que se puede sacar y lavar o cambiar de vez en cuando…

Las palabras las copié de un cartel de una calle en Italia…gracias Google!

Listas!
Una en cada punta de la mesa!

Este fin de semana proponete a terminar los proyectos abandonados…cuando llegue el lunes, te vas a sentir mucho mejor!