Rosas, rosas y más rosas…

A quién no le gustan las rosas?
Sobre todo si no se marchitan…

Estas rosas hechas con filtros de café usados son mi favoritas por que no necesitan ningún tipo de cuidado y quedan divinas en cualquier lugar.
Así es como las hago:

Empiezo juntando unos cuantos filtros de café usados y secos.

Doblo un filtro por la mitad. Si quiero una flor un poco más gordita, uso 2 filtros juntos…

Empezando por una esquina, enrollo el filtro como haciendo un cucurucho…

Aprieto bien fuerte el final para evitar que se abra y se desarme….

Lo aseguro con un pedazo de alambre maleable…

Trabajo el papel frotándolo con los dedos para hacerlo más blandito
y poder darle forma de pétalo.

Cuando tengo unas cuantas flores hechas, formo un ramo.
Este es el ramo visto de atrás….

Y éste es el mismo ramo visto de adelante
decorando la pantalla de una lámpara…

y un marco de madera…

No son divinas?
Animate y hacelas, te van a encantar!