Un lugar para cada cosa…

y cada cosa en su lugar!!
Me acuerdo que mi papá nos volvía locas con esa frase…
ahora, por supu los vuelvo locos a mis hijos con lo mismo.
Pura revancha, si señores!!

Para algo, (o para mucho) me sirvió la frase del viejo por que la verdad es que trato de ser arreglada.
Incapié en TRATO….a veces me sale, a veces no.

En mi casa, no tengo un cuarto separado para trabajar, tampoco tengo un estudio en algún lado, o un taller, o un sucucho donde esconderme…trabajo en el Family Room, cuando la familia está en la escuela o trabajando.
Mis trabajos requieren que colleccione montones de cositas chiquitas: partes de joyería antigua, papeles antiguos, llaves…y cientos de cosas más que me inspiran.
Antes guardaba todo en un armario, pero como estaba fuera de la vista, me olvidaba de lo que tenía, asi que hace un tiempito me decidí a que todo pasara a ser parte de la decoración….

Sobre una sillita de chicos, tengo un baldecito todo junto caracoles…

En una compotera antigua que mi vecina tiró a la basura…(loca!!!)…. junto la joyería antigua…

En una lata de tomates forrada con papel y arpillera, junto las hojas de música…

El resto de las chucherías las junto en una caja de herramientas vintage que conseguí en el mercado de pulgas…

El tener todo a la vista, pero de una forma ordenada, me ayuda a inspirarme y a terminar las órdenes de los clientes mucho más rápido.
Mi papá, como siempre, tenía razón!