Pequeños detalles…

Para Navidad, mi sobrinito Santiago me regaló una vela que huele riquísimo…fíjense como me conoce que me la compró blanca como me gustan a mí!

Hace un par de días atrás, me dí cuenta que la etiqueta se podía remover facilmente…

la despegué,
en un papel transparente imprimí palabras que me hacen acordar de Santi…

le agregué una tirita de tela alrededor,
y la terminé con un broche viejo para darle un poquito de “glamour”

Ahora solo se la tengo que mostrar a Santi, para ver si le gusta!