Mucho más que una puerta

Muy pocas veces me puedo resistir al encanto de las puertas y las ventanas antiguas por que los proyectos en que se pueden usar son infinitos!

La pintura y la cerradura de ésta puerta muestran la edad, pero para mí están más lindas que nunca…

Con papel, hice una plantilla que usé para pintar la palabra HOME.
Una vez seca, la lijé un poco para que las letras parezcan viejas como la puerta:

A la altura de mi cintura, más o menos, le agregué con tornillos dos soportes de metal y un pedazo de madera pintada de blanco del mismo ancho que la puerta y de unos 20 cms. de profundidad.

El estante es suficientemente ancho como para sostener una lámpara…

No hay que olvidarse de agregarle un par de ganchos en la parte de atrás para asegurarla a la pared…
Es la pieza perfecta para un ambiente chico por que no ocupa casi nada de lugar…hasta entra en un pasillo de entrada!

Si no te gusta pintar: colgale un espejo o un cuadro…
Si necesitás un lugar para libros, agregale más estantes…Como dije antes, las posibilidades son muchas…solo necesitás inspirarte!

En un par de días te muestro lo que estoy haciendo con una ventana que conseguí, mientras tanto: no te olvides de hacer algo lindo hoy…no importa el tamaño, lo importante es crear!
Ahora me voy a preparar empanadas para comer mañana mientras miramos “El secreto de tus ojos”…una noche bien a la Argentina!