Mi corazón …

está pintado ultimamente de todos los diferentes tonos de turquesa….

Es un color que me hace acordar de la playa y del agua…

Es alegre y fácil de combinar…

Algunos lo llaman también Aguamarina o Azul Verdoso.
Las posibilidades van desde los tonos súper claritos donde prevalece el azul…

hasta los tonos muchos más profundos con mucha más influencia verdosa…

Es un color que sirve tanto para ambientes informales

como para aquellos un poquito más serios y sofisticados…

Si no nos animamos a pintar las paredes de éste color, podemos agregar accesorios…

o hasta pintar un mueble vintage y transformar así nuestro rincón favorito…

Y si, mi corazón está lleno de tonos turquesas…
por lo menos por un tiempo hasta que me enamore de nuevo…

Y vos, de qué color tenés pintado el corazón?

Créditos:
http://www.countryliving.com
House of Turquoise
Fine Living
Coastal Living