Transformación

Cuando una clienta nos llamó para decorar un ambiente con un presupuesto limitado, lo más difícil fué convercerla de que la mesa que la Suegra le había dado 20 años atrás tenía potencial…

No importaba cuán horrible la mesa era…
No importaba cuán arruinada la mesa estaba…
No importaba cuánto la clienta odiaba la dicha mesa…(y la Suegra! jajajaja)

nosotras íbamos a usar la mesa!

Unos cuantos martillazos primero…

Pintura, espuma de goma y tela combinando con el resto del living…

hasta un cajón perfecto para guardar revistas o el control remoto…

y voila! una pieza nueva sin gastar casi nada…

Moraleja:
Amen a los muebles más de lo que odian a la Suegra!
jajajajajaja!!!!