Bajá los pies de ahí!!

Atrás quedó (espero!) la época de proteger los sillones con plástico.
Se acuerdan?

(Juro que no conozco a ésta gente!!)

Hoy en día se encuentran fundas para todos los estilos y tamaños de sillas y sillones…

Para las dotadas con talento para la costura, las posibilidades son todavía mejor!
Una sillita vintage, aunque no esté en perfecto estado, puede quedar divina toda vestidita “para salir”

La belleza de las fundas es que no solo agregan un toque muy romántico sino que según la tela que se elija, son fáciles de lavar y durables.

Así que si tenés una silla o sillón y los chicos, el perro o el marido te la están arruinando…sacá la máquina de coser, elegí tu tela (hasta tela de sábana se puede usar!) y hacete una fundita, por que la otra posibilidad….

la verdad, no es muy atractiva!

Feliz fin de semana!
Nos vemos el Lunes!!

Créditos:
http://www.countryliving.com

(Excepto la primera y la última fotos)
http://www.google.com