Vender o no vender…

ésa es la cuestión!

Empecé la semana cumpliendo mi promesa de seguir limpiando el garage.

Por suerte el tiempo ayudó: temperatura ideal, cielo celeste a más no poder y un sol que me cargó totalmente las pilas…
(a veces pienso que yo funciono a batería solar!)

Totalmente inspirada ataqué una estantería de pared que hacía unos cuantos meses andaba dando vuelta…No te preocupes estantería querida, que como dicen por ahí:
“A cada chancho le llega su San Martín”
…(otras veces pienso cómo me acuerdo de ésos dichos tan viejos y no me puedo acordar de lo que hice ayer????)

Sin comentarios….
Volvamos a la estantería….

Nada especial y bastante tembleque, la pobre…

…pero con potencial!

Para darle estabilidad, le agregué un pedazo de madera cortado a medida y pintado de amarillito patito para que no piensen que todo lo pinto de blanco…cola de carpintero, clavitos…

y miren el resultado final…

Decí que me tengo que mudar, por que si no a ésta me la quedo…
me encanta como queda con la vajilla antigua que colecciono…

Espero que se venda rápido así no me tiento!!