Un poco de personalidad…

Agregar un poco de color y personalidad a un ambiente no es tan difícil como parece…si bien el blanco es calmo y relajante…

a veces, necesita un poquito de ayuda.

Para darle un poco de vida a muebles y accesorios básicos y neutrales, apostale a dos cosas:

1-Pintura:
El arma más poderosa y económica para transformar un espacio y sin duda mi mejor amiga…

Atrevete al color…
No, no achica nada…no te preocupes!
Todas las paredes…3…2…o aunque sea una!

Y

2- Telas:
Animate a mezclar telas de diferentes colores y diseños para un look jóven y relajado…
Rayas, flores, cuadros…para no meter la pata: asegurate que los colores elegidos tengan todos la misma intensidad como en ésta foto…

Los accesorios de las paredes son bastilleros de bordar con telas estiradas!

o elegí un solo color y mezclá el tamaño y la forma de los estampados…
En ésta foto la combinación de blanco y negro es elegante y la novedad la ponen los almohadones con diseños modernos y divertidos…

Los mismos géneros usados en los almohadones pueden ser enmarcados…

y acompañados de marcos vacíos, convertirse en arte!

Si comparás las 3 fotos, fijate que todas tienen los mismos muebles y la misma pared de fondo, pero también tienen 3 diferentes personalidades.

Así que a buscar un pincel y la máquina de coser, por que la personalidad de tu casa está lista para ser descubierta!

Créditos:
http://www.countryliving.com