Viejitas pero no desahuciadas!

El reciclado de hoy es el producto de un trabajo de grupo…pero no se asusten por que es de lo más fácil (aunque a nosotros nos llevó 3 cerebros terminarlo!)

Yo conseguí los materiales:
2 tarteras viejas y una patita de madera.
No tengo fotos del antes, pero ésta les da una idea de los materiales que se pueden usar…

Mi cuñado, bajo la “supervisión” de mi hermana, unió las 3 piezas usando 2 tornillos:
uno desde la parte de adentro de uno de los moldes
y el otro desde la parte de afuera, uniendo las 2 tarteras a la pata de madera:

Mi hermana lo pintó todo, una vez asemblado, usando pintura en aerosol blanca.

Les dije que era fácil!
Una vez terminado, los usos son innumerables…
en la cocina…

en la mesa de trabajo del taller…

en el baño con jabones…


Estoy segura que a vos se te van a ocurrir muchos usos más!
Así que dale, si sos fiaca como yo para la repostería, dale una nueva razón de vivir a tus moldes…reciclá, pintá y disfrutá!