Excursión Virtual

Hacía rato que no salimos de paseo, no?
Por que no me acompañan y damos una vueltita por el lugar en el que vivo hace 20 años…

Ubicada sobre la costa, la ciudad de San Clemente (ciudad la llaman los americanos, pueblito con playa, para mí!) está justo a una hora de manejo para el Norte de San Diego y a una hora para el Sur de Los Angeles.
Avenida Del Mar es la calle principal de lo que se llama el Downtown Area (centro), y consta exactamente de 2 cuadras…(si, leyeron bien: 2)

Se va la primera…
boutiques, salones de belleza, negocios dedicados al surf, algunos restaurants…
Los negocios están abiertos en general hasta las 5 ó 6 de la tarde, los restaurants hasta las 10 de la noche. A las 11 no hay un alma en la calle…

y llegamos a la esquina…

En la segunda cuadra un par más de restaurants, un negocio de antiguedades,
la Biblioteca…

y el centro comunal donde se hacen reuniones, alguna feria artesanal, hay un salón para fiestas y algo que seguro ni se imaginan….
Un monumento, por llamarlo de alguna manera, a la Ciudad de San Clemente del Tuyú, Argentina:
por que las 2 San Clementes son “Ciudades Hermanas” desde 1969

Si seguimos para abajo, unas 4 cuadras más, llegamos a la playa y al muelle…

Como verán hay autos, autos, y más autos.
Esta parte de California no tiene básicamente Servicios de Transporte Públicos: no colectivos, no subte, no taxis, no remises…En mi pueblo hay un par de líneas de ómnibus que pasan tan a la perdida y con recorridos tan absurdos que jamás conocí a nadie que los haya tomado.
Una pareja con dos hijos mayores de 16 años, significa 4 autos en la casa.
Ahora pueden entender por que
las fotos de la playa fueron tomadas desde el auto: no conseguí estacionamiento…

También les quiero mostrar el Teatro de donde vivo…
una casa que sienta unas 50 personas.

Hmmmm…dejame pensar….ciudad o pueblo?

Volviendo ya para casa, unos 10 minutos de manejo, más o menos está la parte más nueva del pueblito. Hay más escuelas, está el hospital, los supermercados, los lugares de comida rápida…

y muchos autos más!
San Clemente tiene lomas y pequeñas montañas y las distancias son muy grandes. Por lo tanto, la gente camina únicamente cuando está haciendo ejercicio, el resto del tiempo estamos todos condenados al volante del auto….

Va a ser un gran cambio para nosotros volver a vivir en una ciudad enorme y loca como Buenos Aires, pero lo vamos a intentar.
Lo más importante es que nuestros hijos están dispuestos a probar una nueva forma de vida, ni mejor ni peor…solamente diferente.

Qué decidirán ellos el día de mañana?
A qué lugar llamarán “Home” u “Hogar”?
Adónde los llevará su propia vida?

Son todas cosas que no podemos contestar ahora.
Como Padres, lo único que podemos hacer es mostrarles las posibilidades, lo demás está por verse.
Mientras tanto, los 4 seguimos soñando con el día en que podamos tomar un helado en Freddo, caminar por la calle a las 2 de la mañana, estirar la mano y gritar TAXI!