De Francia con amour…

La tecnología y el Internet nos han privado de alguna manera
de la alegría de recibir una carta…
Una carta escrita a mano…
hay algo más simple y más lleno de nostalgia y romanticismo?

Una carta escrita a mano…
con linda letra, llena de curvas y firuletes.

Esa fué la inspiración que usé para agregarle a una mesita un toque más personal.

Usé papel carbónico para transferir la escritura a la tapa de una mesa…

Una vez copiada la carta, volví por encima de cada palabra con un pincel muy fino y pintura acrílica negra.
Una vez bien seca la pintura, la lavé con agua y jabón para borrar las marcas de lápiz.



Una carta escrita a mano y en Francés…Oh la la!!

No, no tengo ni idea que dice
y estoy segura que mis clientas tampoco….pero no es divina igual??

Oui, oui…muy chic!!!

Hacete tiempo esta semana que empieza,
escribí una notita y alegrale el día a alguien!

VENDIDA