Eureka!

Cuando mi hermana me consiguió ésta base de lámpara
hace un par de semanas atrás…

yo sabía que le iba a arreglar la base…

y le iba a dar una mano de pintura para dejarla así…

Lo que no sabía era que se me “iba a prender la lamparita”


y que con un poquito de tela de lino, iba a poder transformar
una pantalla común
en una un poquito más femenina y personal…


Me encanta cuando se me “prende la lamparita”!


Si te gustó como quedó la pantalla, animate y hacete una.
No hay nada cocido.
Son tiras de liencillo (sin dobladillo),
las pinzas fueron marcadas con la plancha
y pegadas a una pantalla común usando la pistola de pegamento
pero también se puede usar pegamento para tela.
Una cintita en la parte de arriba, la dejó un poquito más prolija…


Animate…
dejá que se te “prenda la lamparita” a vos también!!

VENDIDA