1..2..3…listo!

En otro viaje al Ejército de Salvación me encontré con ésto:

Típico de las cocinas de los ’60 (aunque ésta es una reproducción)
fueron diseñados para guardar papas y cebollas.

Alguien empezó a transformarlo con pintura y unos tiradores con diseños de hierbas ,
también perfectos para una cocina…

Yo lo cambié un poco por que me parece que es una pena
pensarlo solamente en relación a vegetales y cocinas.

Terminé de pintarlo, le cambié los tiradores
y le agregué unos números de metal vintage que tenía dando vueltas por ahí…

Me parece que ahora va a ser más fácil para mis clientas ubicarlo en cualquier lugar de la casa:

en el baño con artículos de tocador
en el cuarto de los chicos para guardar juguetes
en el taller para guardar pinceles, lápices, sellos

y si, en la cocina también!



Yo tengo uno muy parecido que me dejó mi amiga Sheila cuando se mudó a Australia
así que sé cuán útiles son…
no entiendo por qué la ex-dueña/o no lo quiso más,
pero por otro lado me alegro, por que me gustó transformarlo!!

“Si no existieran los cambios…
no existirían las mariposas”

Autor Anónimo