Mío!

Pocas cosas son tan “mías” como los Domingos a la mañana.

La familia duerme,
nadie necesita nada,
silencio absoluto
y el placer de saber que todos están bien….
ahhhh…los placeres de la vida!

La tele,
mi café,
alguna película preferentemente extranjera
y mis “cositas”…

éso es todo lo que necesito
los Domingos a la mañana.

Un par de horas nada más…
en pijama…

Un par de horas
solo para mí!
Guardadas bajo llave
para que nadie las disturbe…

Ese rato especial que termina con el primer:

“Gordi, no me hacés un cafecito?”
o
“Mom, no sabés donde está mi….?”
………..

Señales indiscutidas que mi recreo se terminó,
que es hora de poner mi frasquito de tiempo en el estante hasta
el próximo Domingo, bien temprano a la mañana.

Espero que vos también te hagas un tiempito para vos,
un tiempito para disfrutar haciendo lo que más te gusta…
por que estoy segura que te lo merecés!

Feliz semana!