Está servido!

Ese es mi grito de alerta todas las noches para reclutar a la tropa.
El grito…
(si, es un grito…)
que reúne a la familia alrededor de la mesa de la cocina.

Seguido por la famosa pelea
“Quién va a hacer la limonada???”
No, no hay que recoger los limones en el campo y exprimirlos a mano…
La limonada ya viene casi preparada,
solo hay que hecharle agua…

“Que la haga Camila,
yo levanto la mesa”
es la frase de todas las noches.

Por fin nos sentamos y mágicamente el ambiente cambia.


Escuela, trabajo, planes…

Familia, amigos, fútbol…

Vacaciones…

Y risas, muchas risas…


Hasta que se termina la limonada….

Ayuden a levantar!!!
(si, otro de mis gritos…)

“Mathias!
Yo hice la limonada…!!!!”
……………………………………………………..

El día que nos nos peleemos tanto antes de sentarnos a comer,
tal vez mi mesa se vea como alguna de éstas fotos,
mientras tanto, me sirven de inspiración!
jajajajajajajajaja