El bendito garage…

El otro día Edu me dijo que el garage estaba mucho más vacío…

♪♫♪ Música para mis oídos! ♪♫♪

El garage empezó a vaciarse…
aunque parezca mentira!!
Y mientras bailaba al compás de la música de las palabras de mi marido,

me fuí al bendito garage
y continué la ardua tarea de vaciarlo totalmente
para poder pronto poner la casa en alquiler.

La víctima de hoy?
apoya pies,
puff,
ottoman,
(lo que le quieran llamar)
con necesidad de una cirugía estética….

Gracias a un mantel manchadito que guardé
y a un poquito de maña….


maté dos pájaros de un tiro!
o sea, saqué 2 cosas más del garage:
el puff viejo y el mantel…

Ojalá pudiera sentarme a descansar…

pero todavía tengo muchas porquerías tesoros más
para rescatar.

Que ésta sea una semana productiva para todos!