Mamá pesada…


Cuando no encuentro mis papeles, pinceles o pinturas
no tengo más que ir al cuarto de mi hijo…



y cuando no encuentro
la máquina de coser, la tijera,
los hijos y las cintas…




es porque mi hija anda inspirada.

Uno siempre supo que iba a ser artista plástico,
la otra no hace mucho que descubrió su pasión por la moda…

Y yo estoy orgullosa de los dos!!

“No te preocupes por el hecho de que tus hijos nunca te escuchan,
preocupate por el hecho de que siempre
te están mirando!”

Robert Fulghum