Viernes…

Se termina una semana ocupadísima, llena de trámites
y sobre todo de temperaturas bajísimas!!
por éso para poner un poquito de color y calor en casa,
me dí el gusto de unas flores …

El frío también me mantuvo
alejada del garage y de la pintura por mucho tiempo
pero hoy me acordé de una frase
que leí el otro día:

“En la vida no se trata de esperar que la tormenta pase
sino de aprender a bailar bajo la lluvia”
Así fué que junté coraje,
me abrigué bien
y empecé a transformar un par de respaldares de cama…
pero ésos se los muestro la semana que viene.
Mientras tanto, disfruten el finde y
no esperen que la tormenta pase…
salgan a bailar!
Nos leemos el Lunes!