Hacer menos, disfrutar más!


Este año,
terminé con los preparativos de Navidad
una semana antes.
La verdad es que no estoy más organizada (ni cerca!)
lo que pasa es que cada vez hago menos…
Ante el horror de familiares, amigos y vecinos Americanos,
no horneo más galletitas
(no necesitamos las calorías extras)
no mando más tarjetas de Navidad a los vecinos
(horas en la cola del correo: no, gracias!)
y no pongo más 3000000000 de lamparitas afuera.
(por qué cuando pruebo las lamparitas funcionan,
y después de colgarlas no funcionan más????

Así que la Navidad pasada
empecé a simplificar las cosas…
placer VS deber.
Es un placer hacer el arbolito,
es un placer cocinar y recibir gente,
es un placer comprar y hacer regalitos para los que queremos
pero lo demás me resultaba más deber que placer.

La cuestión,
es que mi filosofía del
“hacer menos, disfrutas más”
me dió tiempo para estar más en casa
y compartir tiempo con los chicos,
para reflexionar sobre todo lo que pasó éste año
y pensar en lo que vendrá.
Tuve horas para hacer cosas “por que si”,
por que quise,
y solo por que me entretienen….
puro placer:
no trabajo.
Hoy les muestro 2 de ésas cositas:

un cartel de Navidad usando números vintage y arpillera…

y un collar que hice para mi hermana Clara
de regalo de Navidad…


Espero que le guste!
Mi nueva filosofía funciona mucho mejor en mi vida,
la verdad es que no extraño ni un poco
la locura de las Navidades anteriores…
traté de seguirle el ritmo a los demás,
pero no es para mí.
Eso es lo bueno de ponerse “vintage”
(nunca vieja!),
uno aprende a bailar a su propio ritmo
sin importarle si el baile no es “perfecto”.
Brindo para que en éste año que comienza,
cada uno de nosotros podamos encontrar
nuestra propia melodía
y bailar
al compás de nuestra propia música!