Elevando lo cotidiano…


En los últimos 15 años
pinté incontables carteles
y millones de pizarrones.
Pero nunca había pintado letras sobre un pizarrón,
y como siempre hay una primera vez,…
debuté con una puertita de alacena
que me llamaba desde un rincón del garage…

Lo que me hizo pensar en algo que leí
en una de mis revistas favoritas:
algo así como “vivir elevando lo cotidiano”
y me gustó el concepto.
La idea de transformar algo simple,
algo de todos los días
en algo un poquito más allá de lo diario….

Me pareció una buena manera de describir
lo que tanto me gusta hacer: reciclar.

Y no me digan que no suena mucho mejor….

-“Vos a qué te dedicás, Marcela?”
-“Bueno, como te explico….
Yo….
recorro las basuras de mis vecinos
y las disfrazo un poco

elevo lo cotidiano

Chupate ésa mandarina!!!

Y así nomás, después de 15 años
de no saber como explicar mi “profesión”
encontré por fin una buena manera de explicarla.
El 2011 se viene con todo, hasta tengo
definida mi profesión!!