Viernes…


Quedan unas solas pocas horas del 2010.

Un año lleno de sorpresas,
de reencuentros,
de planes en ebullición…
Un año de descubrimientos,
de maduración,
y de despedidas.

El año que comienza
es una gran incógnita
pero esperado fervientemente.

Que el año que comienza
nos encuentre a todos con el corazón abierto,
la inspiración a flor de piel
y la fuerza necesaria
para tratar de alcanzar las estrellas!


Gracias por alegrar mi año,
gracias por las palabras,
por las visitas
y por dejarme de vez en cuando inspirarlas!

Feliz 2011!!

“Apuntá siempre a las estrellas,
por que si le errás…
igual le pegás al cielo!”

Nos leemos el año que viene…