Lunes…


El viernes hice algo que nunca hago:
fuí a la manicura!

No lo hago nunca por que como siempre estoy
pintando, lijando, clavando,
las uñitas lindas no me duran nada,
y me parece que es como malgastar la plata.
Pero mis manitos necesitaban ayuda
así que me hice la loca
y fuí a que me recauchutaran…

Momento Kodak para las uñas!

Unos 45 minutos más tarde
me sentía toda una señorita…
hasta esmalte rosa elegí!

Pero que pintusa!… hubiera dicho mi Papá.

El problema es que no quiero hacer nada ahora,
no quiero pintar,

no quiero lijar,
no quiero clavar…
ni los platos quiero lavar para que no se me arruinen!
Así que lo único que pude hacer en todo el fin de semana
(además de mirarme las manos!)
fué jugar un poco con los retacitos de sweater que me sobraron
de éste proyecto.

Y ésto es lo que salió:

Una gallinita blanca,
suave…
que no me arruinó la manicura.

Pero hoy empieza la semana,
más vale que encuentre guantes y me ponga a trabajar!