Por primera vez mi casa está
suuuuuupppppeeeeerrrr limpia y
suuuuuupppppeeeeerrrr ordenada
(estamos forzados por la Inmobiliaria, no es mérito propio!)
Digamos que la cosa me parece un poquito “plastificada”:
no abollen los almohadones,
guarden los zapatos,
no toallas mojadas a la vista,
no miguitas en la mesa…
difícil vivir así!!!

Más difícil todavía es trabajar así.

No me puedo explayar mucho.
No hilachas,
no manchas de tinta,
no puedo sacar muchos sellos,
y ni hablar de pintura y lija!!!
Por éso es que hago cositas chicas,
más fáciles de manipular,
cositas que necesitan un ratito nada más.
Tanto como para “desplastificarme” un poquito…

La gente de verdad piensa que vivimos así???
Con todo en su lugar????
Ja! Si supieran!!
Así fué, en el medio de éste órden pre-fabricado,
que nació éste collage…

por que en el medio de todo el orden y la limpieza
hay una vocecita adentro mía que pide a gritos
permiso para “salir a jugar y ensuciarse un poco”!


“Las apariencias engañan a la mente,

pero no al corazón”

Autor Anónimo