Home…

is where the heart is…
Nuestra nueva vida en Buenos aires
incluyo muchas visitas a la pintureria
que nunca terminaron sin antes agarrar
muestrarios de colores.
(Pinturerias Prestigio tienen los mas grandes!)

Tambien incluyo cierto tiempo hasta que finalmente
encontre la tijera….
A mi marido en esta nueva etapa,
se le dio por leer el diario,
(las noticias no le interesan mucho
pero le gusta caminar hasta el kiosco
y ver gente)
cosa que a mi me vino barbaro por que
andaba necesitando unas letritas…
Y a la noche,
mientras la familia juega campeonatos de Tutti Frutti
(quien hubiera dicho que el viejo juego de toda la vida
iba a tener semejante retorno!)
yo me dedico a mis cositas
y a pensar que
estamos donde se supone que debemos de estar…