Las cosas por su nombre…

“Guardame el frasquito del Dani”
se convirtió en mi nuevo mantra.

“Guardaste el frasquito del Dani?”
“Compraste Dani”
“Quedó algún Dani??”
Dani de acá…
Dani de allá…

Hasta que decoré mi primer frasquito…

y me dí cuenta que es DAHI!

Dahi????
A quién se le ocurre semejante nombre?
Si Dani es mucho más lindo…

y ni hablar cuando está decoradito!