Recién llegadito…

Un mueble antiguo de campo,
era justo lo que necesitábamos
para completar la pared del living:

pero para vivir en la ciudad,
le pusimos ropita nueva…

algo así como el
“saquito blanco”
que me ponía mi mamá cuando me llevaba
a pasear por la calle Florida…

Un nuevo look para una vida nueva…