Proyecto de finde

Siguiendo mi propia sugerencia de cada viernes:
“tómense un ratito para crear algo lindo”
es como nació éste proyecto
para el cuarto de mi hija.
Proyecto que me dió doble (o triple) satisfacción
no solamente por que quedó lindísimo
sino por que además fué lindo hacerlo con ella,
fácil, divertido y super económico.

Quiero aclarar que ésto fué todo pensado,
diseñado y dirigido por Cami,
yo solo la ayudé a concretarlo.
Cami decidió que su estilo preferido es Bohemio Chic,
inspirado en su tienda favorita: Urban Outfitters
y nuestro desafío fué transladar su visión a un cuarto
(hasta ayer)
sin mucha personalidad
empezando con la pared sobre la que se apoya
la cama sin cabecera…
Si bien el color de la pared se ve gris oscuro,
es en realidad un color berenjena precioso…

Si, ya sé basta de charla,
y a mostrar lo que hicimos…

Cortamos 3 paneles de foamboard
para hacer el “respaldo” de una cama doble.
(compré 2 piezas en la artística del barrio,
$32 la pieza. De cada pieza me salieron 2)

Usamos cortes de telas,
para forrar cada uno de los paneles:

Pistola de silicona
y música de fondo…

Estiramos bien la tela cuidando de
evitar arruguitas molestas.
Cami pega, yo estiro y saco fotos…

En las esquinas,
doblamos la tela prolijamente para que no quede abultada
(como cuando forrábamos el “de tapa dura”)

Así quedaron los 3 paneles con las telas que Cami eligió…

Con la ayuda de “grampitas para espejos”
los fijamos a la pared.
Como cada panel es extremadamente liviano,
2 grampitas son suficientes:
una arriba y otra abajo…

En un principio,
la idea era ponerlos más bajos, cerca de las almohadas,
para crear la idea de cabecera de cama,
pero la dueña del cuarto decidió que los quería
más arriba, así que más arriba fueron puestos…
(es una adolescente: yo aprendí a ésta altura a
“elegir las batallas que peleo!”, y la de los 3 paneles
es una que elegí evitar….)

Así quedaron cuando terminamos…

“Mami, me encanta!”
“Todas ésas horas que pasamos eligiendo telas
valieron la pena!”

(Horas????….Días!!!!…pensé yo.
Pero por supuesto no dije nada)
Solo me limité a sonreir, admitir que quedó precioso
y a disfrutar de la felicidad de Cami…