Decorando con lo de ayer…


El elegir muebles vintage o antiguos
para decorar mi casa
me permite ser creativa
en cuanto a qué usar y cómo.

Una cómoda pintada de blanco
fué el punto de partida para decorar una pared.
No una pared del dormitorio,
como muchos creerían
sino una pared del comedor…

Una pieza de moldura de un edificio antiguo,
ahora, me sirve de estante…

Platos antiguos que antes servían la mesa,
ahora me decoran la misma pared…

y un porta zapatos de los años 40,
es el lugar perfecto
para colgar servilletas y toallitas…

Son todas piezas que no esconden nada…
la pintura original imperfecta,
madera y metal que muestran la edad con orgullo…

y que me ayudan a formar,
a mi entender,
un rinconcito acogedor…

Dale una chance a lo vintage!