De soles y sorpresas…



Hace muchos, muchos años
escuché o leí,
(no me acuerdo cuál)
que no debía caminar mirando al piso
como “buscando monedas”,

sino con la vista levantada,
como “respirando soles”.

Hoy en día,
es una regla que pongo siempre en práctica
y que siempre me da lindas sorpresas…

Esta semana proponete “respirar soles”
y dejarte sorprender…
no te vas a arrepentir!

Feliz Lunes!