Tarde a la noche…


Los últimos dos días fueron muy ocupados.

Mucha pintura,
mucho pegamento,
mucha movida de muebles,
mucha decoración navideña,
mucho de ésto
y un poco más de aquello…

Pero mis días,
por muy ocupados que sean,
nunca están terminados si no hago algo manual
simplemente por que sí…
algo que no sea trabajo,
algo por puro placer.

Aunque sea algo chiquito…

del tamaño de un frasquito de yogurt.
Algo simple….

para mi familia y mi casa…

aunque sea muy tarde a la noche…
cuando ya todos están en la cama
y los jazmines marchitos…