Volver al primer amor…


La pintura blanca y yo
nos hicimos amigas hace unos 10 años atrás…


cuando todo el mundo me decía
“No pintes blanco por que dentro de 6 meses
no se va a ver más”

El consejo llegó tarde,
el blanco había llegado a mi vida
para no irse más…

Yo no abandoné al blanco
y el blanco no me abandonó a mí.
Es a él que sigo recurriendo cuando quiero transformar algo…

y por lo general,
mi amiga, la pintura blanca, no me defrauda!




De vez en cuando
juego con otros colores
pero siempre, siempre
vuelvo a mi primer amor…