Memorias navideñas…


Fueron fotos como éstas…

todas de Country Living,

que me hicieron enamorarme perdidamente
de los adornos de Navidad vintage.

No sé si me atrapó más
la perfección de los colores pasteles
o el recuerdo de verlo visto a mi papá
armando cada año el arbolito con algunos de ellos…
Tanta dedicación,
tanta atención al detalle…
y una desmesurada obsesión por los ganchitos de metal!!
(tan difícil era conseguirlos?)

Sinceramente no sé,
pero de los que he ido comprando
en los últimos años….

son aquellos con los ganchitos de metal originales
los que siempre me sacan una sonrisa…

Mi amor por éstos adornos
hizo que un año
los dejara afuera todo el año
como parte de mi deco.
Los tuve en un bowl,
al lado de la puerta de entrada
y cada llegada a casa era seguida por una sonrisa garantizada.

Por que quién puede no sonreir
ante tanta belleza?
ante tantas memorias?

“No recordamos días,
recordamos momentos”

~Cesare Pavese~
The Burning Brand