Año Nuevo…

look nuevo!
Qué mejor manera de lograrlo
que mirando las cosas que ya tenemos
o que podemos “heredar”
con otros ojos,
con un poco de cariño
y mucho de imaginación?

No espere a tener todo el dinero para
comprar un juego de comedor.

Mezclá!

Sillas de diferentes colores
y hasta de diferentes estilos…
apropiate de cuanta silla te ofrezcan
y renovalas con una mano de pintura..

Fuente

Si no tenés cuadros,
empezá con los marcos…aunque sean vacíos…


Fuente

Entrá el banquito del jardín o
traé el de la quinta:
gran opción si no tenés mesa ratona…

Fuente

Fuente

La silla ésa que la Suegra siempre te quiso dar
puede ser una mesa de luz,
por qué no???

O tal vez el baúl de la abuela…
que encima te regala el tan preciado
lugar de guardado extra!

Fuente

Del finde en el campo,
traete las puertas antiguas que nadie aprecia,
tus paredes seguro que lo harán…

Fuente

y del taller de papá
pedí prestada la escalera,
creeme que no te vas a arrepentir!


Fuente

Fuente

Y qué tal si sacás a relucir los platos de la familia,
ésos que guardás para las ocasiones especiales?
Empezá a disfrutarlos ésta noche misma,
por que no hay ocasión más especial que el HOY.


Fuente

Sacá a ventilar tus pasiones
y los objetos que tanto querés…


Fuente


Fuente

pero dejales lugar a tu marido
y a los chicos,
por que la casa también es de ellos!
En éste año que recién empieza
proponete a disfrutar de tu casa.
No tiene que ser de revista,
o chic
o chaucha…
(como me escribió una lectora y que me encantó
por éso se lo robo)
…pero hacela tuya.

Mové los muebles de lugar,
agarrá el pincel y divertite!

Animate al cambio,
por más chiquito que sea,
vas a ver qué bien te hace.
Eso sí,
y no digas que no te advertí:
tené cuidado porque…
cambiar el look del nido y sentirse bien
es adictivo!