Te quiero mucho, poquito, nada…


Con ésta silla tuvimos una relación amor-odio.

I had a love-hate relationship with this chair.


La amé desde el primer momento que llegó a casa
unos tres meses atrás,
por que es súper fuerte
y estaba en perfecto estado…

I loved it since the moment it came home
because it was in perfect shape…

Lamentablemente,
el look retro nunca fué mi preferido

y el verde palta me gusta solo en ensaladas…
Por tres meses la pobre silla
se aguantó mi mala onda!

But unfortunately, the retro look and the green avocado
were never my favorites…
For three months,
the poor chair had to put up with my bad vibes!

Hoy,
cuando finalmente me decidí a cambiarle el look,
la silla se desquitó:
Corté mal y la tela no me alcanzó.
Cosí mal y tuve que descoser…3 veces!!
Busqué más tela blanca pero no conseguí.

Finalmente,
después de mucho protestar
y de mucho lenguaje colorido,
de ése que no escribo en mi blog,

(pero que si digo)

la silla me dió un descanso
y se dejó terminar.

(Si, “se dejó” terminar…

créanme que ésa silla tiene personalidad fuerte!)

Y la cosa, o sea mi silla, quedó así…

Today, I finally re did it,
and it was time for the chair’s revenge:
I made mistakes when cutting the material and run out,
I made mistakes with the sewing and
had to re do it 3 times.
Until finally, the chair gave up
and this is how it looks now…

Blanca con inscripción negra en Italiano de un lado…

White with black Italian writing on one side…

… blanca y negra a rayas del otro…

…white and black stripes on the other…

Creo que finalmente hicimos las paces…
pasé del amor-odio
al
amor-amor!
Mi único problema ahora es que no sé de qué lado
me gusta más!!

We finally made up…
I went from love – hate
to
love – love!
My only problem now is that
I can’t decide which side
I like better!!