Día de lluvia

♪♫♪………..Vayas a donde vayas la lluvia te va a alcanzar,
tenés que hacerte amigo de esta tormenta….♪♫♪

Cantaba la tele mientras yo caminaba
en piyama de un lado a otro de casa
prendiendo luces por que de repente se hizo de noche.

…♪♫ hacete amigo de ésta tormenta…



Amiga, lo que se dice amiga, no sé,
No es como que me voy a agarrar del brazo de la tormenta
y voy a salir a cantar bajo la lluvia
por las calles de Buenos Aires.
NO.
Tampoco la pavada.



Digamos que logré un acercamiento.
Un “OK lluvia, estás acá y voy a tratar de no sucumbir”

Un intento solamente de conocimiento mutuo
que me mantuviera lejos
del sillón,
la tele
y los buñuelos que sugería Meli en su blog
y con los que me tienta siempre la lluvia…



Y de ése intento de acercamieno, surgió ésto…




Digamos que la lluvia ésta vez
no me venció y me chupó toda la energía
como suele hacerlo.




Esta vez no me dejé robar la inspiración.
Esta vez a la lluvia la peleé cuerpo a cuerpo
armada con pistola de silicona y
escudo de gabardina blanca, alambre y brillantina.

Y de ésa pelea cuerpo a cuerpo,
salió ésto…

Después de hacerla,
contenta de la vida con el resultado,
me senté con un cafecito a mirar un poco de tele
mientras disfrutaba un par de facturas y
la lluvia, que seguía cayendo sobre la ciudad.

“Donde sea que vayas,
sin importar el clima afuera,
llevá siempre tu propio sol”

~Anthony J. D’Angelo, The College Blue Book~