Cambios

Hoy estoy trabajando en ésto

ésto

y ésto…

…mientras visito blogs
y llego a la triste conclusión de que el buen tiempo,
el calorcito
se fué a visitar a las chicas del otro lado del charco.

Y me da ése sentimiento
que me nace tímidamente en la panza
teñido de un tono verdecito…
no, mentira.
teñido de un color verde rabioso,
brillante,
casi neón.
Si ése sentimiento
que tratamos de disimular cuando nos llega…
ésa sensación que a veces queremos disfrazar
y tildamos de “buena”
No, no te hagas la disimulada,
sabés perfectamente de lo que te hablo:
hablo de la Envidia.

Si, si
ya sé que hay que hay que ser buena y compartir.
ya sé que es por “un rato” nada más.
y ya sé que me van a tratar de convencer
con “los lindos cambios de colores en los árboles”
los “ricos chocolates calientes”
las “bufanditas abrigadas”
y las “botas altas que me saludan desde cada vidriera”

Y yo voy a hacer de cuenta
de que tienen razón,
voy a hacer de cuenta de que les creo,
que hasta lo disfruto.
Pero es todo mentira!!

Mientras el Otoño llega a Buenos Aires
y mi familiar más amado: la Prima Vera
se va a sonreirles a los que están lejos,
yo me quedo acá pintando cuanta cosa pueda de blanco,
(el verde envidioso no me pega con la deco)
tratando de crear mi propio verano
y diciéndoles a mis caracoles y a mis estrellas de mar
que sonrían más que nunca,
que luzcan divinos
y que no le crean a Freud
por que la Negación es un mágico estado digno de disfrutarse!

PD: si sos una de ésas suertudas con una sonrisa de oreja a oreja
por que te llegó la Primavera, ésto es para vos:
CUIDAME EL BUEN TIEMPO POR QUE DENTRO DE UNOS MESES
LO QUIERO DE VUELTA, VIVITO Y COLEANDO!!!