Ayer…

Tempranito.
Tipo 8.


 El sol entró por la ventana
y no me pude resistir
a la tentación de la foto…



Primera Pascua en Argentina.
Ya compré los huevos para los chicos
(18 y 20, siguen siendo chicos, no????)
y los escondí como debe ser.

Los típicos.
Esos con los cisnes y las flores hechos con la manga,
de azúcar,
en colores pasteles.
Envueltos en papel celofán y con un moño de color.

Los mismos que me compraban a mí cuando era chica…

Mis primeros huevitos de chocolate con adornos de glacé
en muchos años.
El otro día mostraron por tele como hacerlos
y parecía fácil…
no, no los hice…
ganas no me faltaron
pero fiaca tampoco!

Además, tiene algo especial
éso de ir a la panadería del barrio a comprarlos
y ser testigo de la conversación 
entre la chica que me atendió y el señor viejito 
que atiende la caja…
-2 de $38!
-No…2…..2….DDDDD OOOOO SSSSSS!!!!!
-De 38!!!!!!!!!!!!!!!!!
-Ojalá el conejo de Pascua le traiga un audífono…
(ésto lo dijo bajito, no fuera caso que el Sr. la escuchara)
 “Vivir en Buenos Aires es como ser protagonista
de un capítulo de Seinfeld”
~Mathias Cavaglieri~