Viernes…

Esta mañana, muy temprano….
demasiado temprano para mi gusto…
de pasada para la cocina en busca de la primera taza de café del día
oí una voz que me llamaba.
Digamos que no presté atención a la vocecita…
por qué habría de hacerle caso a mis sentidos cuando tengo
los ojos todavía enttrecerrados y 
la boca sin intención de emitir sonido???

Fuente

Pero ésta fué una vocecita insistente…
Marceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
susurraba.
Marceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

Fuente

Después de la ducha y cuando me dí cuenta que era viernes y no tenía entrada.
Después del segundo café.
Después de acomodar algunas cositas que me quedaron pendientes de anoche.
Después de decirle 3 veces a mi hijo que no tengo idea
donde está LA remera negra
(la que es igual a las otras 5 remeras negras que tiene a la vista)
Después de los besos y los 
CuidadoConLaCarteraEnElColectivo y los
TienenTodo? y los
QueLaPasenLindo
y
 LosILoveYou…
me senté a pensar sobre qué escribir en el post de hoy
y ahí me dí cuenta que la vocecita que me llamaba
de una manera tan dulce y compradora
venía del sillón…mi sillón
y fuí ahí cuando me pregunté…
Falta mucho para las 7 de la tarde?????

Que éste finde no tarde mucho en empezar,
que venga cargado de inspiración
y que nos de la oportunidad de guardarnos tiempo para crear algo lindo!
Nos leemos el Lunes…

“Ya se sabe que el trabajar mucho nunca mató a nadie…
pero por qué correr el riesgo?”
Ronald Reagan