A la espera del sol

El sol se ha olvidado de nosotros.
No sé que fué lo que hicimos mal
pero se fué y hace unos…
2…
3…
5…? días que no aparece
(en realidad creo que hace más
pero me niego a admitirlo!).

Con la escapada del sol,
se escapó también mi energía.
Tengo cosas para hacer:
quiero arreglar un silloncito que encontré por ahí
y que necesita urgentemente ayuda
y quiero cambiar un poquito la entrada de casa
para darle la bienvenida a Edu que vuelve de viaje
pero el tono gris del ambiente siempre me gana la pulseada
y termino mirando películas o partidos de basket.

Por éso, hoy Domingo de tarde,
cuando un pequeño vestigio de luz…no sol…pequeño vestigio de luz
entró por la ventana del cuarto,
corrí a fotografiar el maniquí que acabo de terminar para la Tienda
y de repente los colores de las fotos me dieron esperanza:
cuando termine de escribir ésto,
me pongo a trabajar en la entrada a casa!
 Como ven, no pido mucho.
Solo un poquito de sol,
para poder ver las cosas  con un poquito más de color ésta semana…

Y de qué color me gustaría que mi semana fuera?
No estoy segura, pero digamos que
el amarillito de la pared,
los rosas del amohadón y
el turqueza del fondo en la pintura del medio,
son todas buenas opciones…

Y vos?
De qué color te gustaría pintar tu semana?