"A Marcela no le gustan las bolsas"…

…dijo Felipe un día, después de acompañarme al mercado.
y me dejó pensando….

Si están pensando que cualquier cosa me deja pensando,
tengo que admitir que a veces…
solo a veces,
es cierto.

Nunca me había dado cuenta.
(de mi relación con las bolsas hablo)…
En realidad, no es que no me gustan,
es sólo que cuando fui al mercado con Felipe,
muchos meses atrás, no estaba acostumbrada a las bolsas.
Por 20ypico de años, me la pase arriba del auto.
Donde vivía antes, no había colectivos,
o taxis,
o trenes,
o subte
o nada parecido a transporte publico,

…no había tampoco necesidad de bolsas.
Por que las cosas que uno lleva generalmente
en las bolsas: 
libros o revistas o saquito por si refresca…

o galletitas por si a los chicos les da hambre,
o la película para devolver en el video,
o la engrampadora que alguien necesita…

viajaban en el asiento del acompañante
o en el asiento de atrás…

Pero desde que vivo en la ciudad
y camino a todos lados
las bolsas y yo nos hemos hecho amigas..

Y ya que en esta nueva vida que vivo
las bolsas son casi una necesidad,

por que no tener una linda?
Una que pueda mostrarse orgullosa en el desfile diario
de millones de bolsas en la ciudad.
Una que cargue lo necesario…

…pero que decore lo suficiente
el perchero del cuarto mientras espera el momento
de salir otra vez…

Ahora, hasta me animaría a decir
que no solo me gustan las bolsas
si no que también me gusta hacerlas!

A ver…
que llevas en tu bolsa hoy?