Un Viernes sorprendente!

Quién hubiera dicho que
 una cartera de rafia tejida, 
aquellas típicas de  los años 60,
podría ser hoy en día un porta macetas
y que tal cual lo mostramos en Jardineras ayer,
verse linda?

Who knew that a vintage purse,
one of those from the sixties,
could be today a cute flower pot holder?

Y quién podría haber adivinado
que sería un centro de mesa amoroso
en una tarde finalmente soleada?
Or that it could be a darling centerpiece
in a sunny afternoon?

Vos te hubieras imaginado
que la misma carterita vintage
quedaba divina colgada de la manija de la puerta??

Did you know it could be adorable hanging
from a door knob?

Yo no,
pero me alegra haber probado!

Me encanta cuando los objetos me sorprenden…
me encanta dejarme sorprender!
Hagamos un pacto,
vos y yo…
este fin de semana dejémonos sorprender
por las cosas y la gente que nos rodea.
Por el pasto recién plantado,
por los pollitos que acaban de nacer,
por los progresos que hicimos con el bordado,
la costura o el tejido,
por el color nuevo de la pared del living,
por el sol que asoma
 y nos deja sacar mejores fotos,
por el sabor de las moras,
por los premios que recibimos
y hasta por las cosas que dicen en los diarios
o en la tele.

Dejémonos sorprender por la vida misma
por que es una buena manera de saber que
estamos vivos.

I didn’t, but I’m happy I tried!
I like when objects surprise me.
I love when I allow myself to be surprised!
Nos leemos el Lunes…

“Es genial darnos cuenta que seguimos teniendo 
la habilidad de sorprendernos a nosotros mismos
por que nos hace pensar en qué má
nos estamos olvidando de hacer”
~Allan Ball~
It’s a great thing when you realize you still
 have the ability to surprise yourself.  
Makes you wonder what else
 you can do that you’ve forgotten about. 
 ~Alan Ball~