Gris…

Gris.
Así está todo hace unos cuantos días.
El clima,
el cielo,
la vereda,
la plaza de la esquina,
la llovizna que me pone los pelos de punta
y mi humor…
no, eso esta negro.

Lo bueno es que el gris es un color neutro
que combina con muchos colores…

…rosa y celeste son dos buenas opciones…

Y por que es casi imposible hablar 
de clima “grisáceo” sin pensar en Londres,
(no, no me voy a Londres)

…me inspiro en los almohadones de Rachel Ashwell
y me mando uno con onda británica….
pero en colores pastel.

No lo hice para este sillón,
lo hice para otro, 
pero el gris es tan intenso en esa parte de la casa últimamente
que las fotos me salen horribles…

El relleno tampoco es el adecuado,
el correcto lo compraré uno de estos días
cuando salga a la calle…
si es que para de lloviznar alguna vez…

Ese mismo día,
tal vez hasta lo planche
pero por ahora no agarro una plancha ni loca,
para eso tengo que estar de buen humor
y para que yo esté de  buen humor,
el clima tiene que cambiar…
 pronto.
Prometo que este es el último post
acerca del mal tiempo.
Es más, Sr. Clima,
haga lo que quiera por que me importa un pito!!