Tiempo…

No hace falta que les diga que éstos días son de locos.
Todos estamos apurados.
Todos corremos.
La mayoría estamos atrasados.
El trabajo.
Despedidas de fin de año.
El final de clases.
Los exámenes de los chicos.
Las lucecitas del año pasado que no prenden.
Los regalitos.
Qué comemos???
No me entra la bikini!
Suena familiar?

Fué en el medio de mi propia locura,
y al ver los nuevos habitantes de mi balcón
que me acordé de una frase muy apropiada 
para ésta fecha:


“La Naturaleza no se apura,
sin embargo, todo lo logra”