Las cosas por su nombre

Una vueltita virtual por eBay, Mercado Libre o Etsy
es todo lo que necesitamos para sentirnos 
un poco mas viejos y no tan cool
como creemos o sentimos ser.
Pero no se debe a nuestra edad…
No! Nunca! Never!
se debe a que algunos vendedores usan 
algunos términos muy “libremente”
confundiéndonos cuando califican a objetos
que nos han rodeado como “antiguedades”.
Son las tacitas Rigopal en las que tomábamos la leche
al volver de la escuela realmente antiguas?
Y los posters que cubrían nuestros
cuartos de adolescentes?
Y las sillas del comedor de la abuela???

Cuando un objeto es realmente viejo,
arruinado, descolorido,
 totalmente fuera de moda 
lo llaman “antiguo”. 
Si es viejo pero no de la época de la abuela,
 no tan horrible, no tan arruinado
usado a morir y por lo general sin estilo alguno,
la palabra elegida es “vintage”.
Pero mi favorita es “retro”: 
usada en un esfuerzo desesperado 
para crear en el posible comprador
 algún tipo de nostalgia, esta definición
se refiere por lo general a ropa o accesorios
que ya no te pondrías ni siquiera para lavar la vereda…
Pero no todo esta perdido gente
y por si queremos definir con propiedad la alacena divina
que reciclamos para la cocina
o el vestido a lunares
que encontramos en la “feria americana”
acá van unas definiciones fáciles sobre términos
que leemos casi a diario.
Antigüedades:
la regla usada por aduanas y anticuarios serios
establece como un objeto antiguo a aquel creado
o fabricado hace 100 o mas años.

Sillas de madera circa 1890

Bowl Ingles estampado Staffordshire

Mesa de arrime Victoriana (1850)

Vintage:

el termino hace referencia a objetos rescatados
de una era previa a la actual. ( con menos de 100 años).
Nacida en la industria del vino, y de origen francés,
cuando usada con propiedad, esta palabra califica a  un objeto
como poseedor de las mejores características de la época
que representa.
Para que algo sea vintage,
 no puede tener menos de 20 años
y estos son solo algunos ejemplos:

vestido y carteras de los años 50,

cámara de fotos de los 60…
y una cómoda silla de unos 20 o 30  años de edad
con tapizado nuevo…
Retro:
acá se complica la cosa, 
por que desde un punto de vista técnico y de edad,
las definiciones de retro y vintage se “pisan”.
Una buena manera de diferenciarlos es desde 
el punto de vista estético:
lo retro por lo general se presenta con diseños  geométricos
y colores fuertes, mientras lo vintage muestra 
colores tenues y estampados florales.
Delantales coloridos de cocina 
Silla cromadas,
vajilla de melamina
y cortina hecha con mantel de los años 70.
Espero que la entrada de hoy
haya ayudado a clarificar algunos de los términos
que inundan nuestra lectura hoy en día
pero que sobre todo te ayude a saber que 
no, no estamos tan  viejos como
nos quieren hacer sentir…
Anduvimos en triciclo,
nos mareamos en la calesita,
leímos Billiken y Anteojito
y nos dolió la panza
 por comer tantos chocolatines Jack 
pero estamos mejor que nunca,
digamos que somos vintage con experiencia!!
Ah, otra cosa….

Los jeans de hace 10 años atrás 
colgados en nuestro ropero
no son vintage o retro,
son por ahora solo “totalmente passe”…
pero aguanten por que tarde o temprano 
serán cool nuevamente!
Fuente: todas las fotos cortesía de Country Living.
“Las arrugas deben simplemente mostrar donde
las sonrisas han estado”
~Mark Twain~