Deco digna de Reyes

Resulta que los Nórdicos
no empezaron a tener buen gusto
y a decorar casas hermosas en las ultimas décadas.
No.
Ya en 1740ypico,
el Rey Gustavo III le demostró al resto del mundo,
y sobre todo a los Luises de Francia
que no solo lo dorado, lo brillante y lo caro
era sinónimo de estilo, lujo y elegancia.
Fue el, Gustavo el Tercero, quien impuso el estilo
de lineas simples y sin ornamentaciones,
que lleva hasta hoy su nombre
y que artesanos Suecos siguen recreando.

Tomando elementos del neoclasicismo,
el estilo Gustaviano, incluye
maderas blandas,
superficies pintadas,
colores claros,
molduras y
técnicas de pinturas especiales como el trompe l’oeil
(trampa de ojo).
Todos estos, elementos esenciales
para aumentar la luminosidad de un ambiente,
aspecto fundamental en una zona del mundo
donde la luz es escasa y bienvenida.

 El Rey Gustavo III,
aquí en un retrato de la época,

no fue un monarca reconocido
por su lealtad ideológica o sus condiciones políticas
sino por su amor a las artes y al teatro.
Hombre sensible si me permiten mi opinión,
que no se dejó llevar por la decoración barroca
de las cortes de París
y siguió su propio instinto
para crear un estilo nuevo,
decorar su “nido” real
y rodearse de las cosas que realmente le gustaban…
tal vez el pobre Gustavo se equivocó de profesión.
Diseñador de Interiores no hubiera sido una
mala elección si juzgamos su influencia 
en el mundo de la decoración….
 hasta se hubiera salvado, tal vez,
 de que 
lo asesinaran a los 46 años!

Fuente: Martha Stewart