Pasen y vean…

…mi colección de latas vintage…
La que me regaló mi amiga Chichi Lorca y
que cruzó la cordillera para alegrarme el living…

La que me trajo Edu
en su último viaje…
En muy buen estado,
los colores perfectos!

Una muy antigua que vive ahora en mi cocina y
que recibió una mano de pintura blanca
y una calcomanía que a pesar de ser una reproducción
me encanta por su look tan real …

Dos que conseguí en un mercado de pulgas
a U$S 1 cada una….
viejas pero gauchitas…
Una tiene la sal,
la otra condimentos varios…

También tengo una en el dormitorio.
Esta también me enamoró en el mercado de antigüedades….
y en ella guardo secretos…

Las latas son “caballitos de batalla”
al momento de decorar.
Se ponen, en algunos casos,
más lindas con la edad
y encima son objetos super utilitarios alrededor del hogar.
Así las mostramos en “Jardineras”:
como una posibilidad para presentar galletitas
al momento de hacer un regalito…
Cuando veas alguna latita vieja…
dale una oportunidad!