De mamás creativas y chicos en vacaciones

Era entre las 9 y las 11 de la noche
cuando yo encontraba a veces
mi espacio para crear.
Nada grande.
Nada difícil.
Nada caro.
Podía ser una hebilla con flores para Camila
o una caja para los lápices de colores de Mathias,
pero era un tiempito solo para mi 
y mis pensamientos.
Cuando ellos se habían ido a la cama
y Edu todavía no había vuelto del trabajo.

Un par de horitas, aquí y allá,
no todos los días tampoco,
solo aquellos en los que no me desmayaba antes.
Y yo, como muchas de Ustedes hoy
 me preguntaba culposamente entonces:
-Nunca más voy a tener tiempo para mi?
-Nunca más voy a poder dejar
las telas,
las pinturas,
los papeles de colores
y la tijera
arriba de la mesa hasta el otro día…
hasta mañana, 
pasado
o cuando me vuelva la inspiración?
Y con el tiempo,
 me di cuenta que si.
Que ése momento llega, 
indefectiblemente.

Pero por ahora,
mientras son chiquitos
y hay trenzas que peinar,
 juguetes que recoger,
películas insufribles para mirar,
miles de por ques para responder,
disfrutalo.
Por que mientras hacés todas esas cosas
que parecen robarte el tiempo para crear lindo,
eso es exactamente lo que estás haciendo!

“Todas las madres son un poquito locas”

Si hoy empezaste a contar los días que faltan
para que las AlegriasDeLaCasa
vuelvan al colegio, 
no te sientas culpable por que en algún u otro momento
a todas nos pasó lo mismo
y aunque hoy no lo creas,
ésto también va a pasar!

Hoy el mio cumple 22
y yo sobreviví…
vos también podés!!!

Felices vacaciones a todos los chiquis
que trabajan fuerte en la escuela
y a todas las mamis
que crean con ellos
memorias para toda la vida!