Un rinconcito romántico solo para mí…

Las rosas en todas sus formas,
lo muy femenino,
lo romántico,

… parece estar encontrando su lugar
en el segundo piso del departamento nuevo…



…en mi oficina…


…allá arriba donde los hombres de la casa no deambulan…

y donde mi única vecina
es la hija adolescente…
…en una etapa muy roquera
como para poder disfrutarlas….
Alguien tiene que cuidarlas,
así que yo hago “el sacrificio”
En cuanto la oficina esté lista,
se las muestro,
mientras tanto…
Feliz semana!